Remote Work Burnout

Nicolás Araujo, Co-CEO de Psquared


Como emprendedor e innovador, busco todo el tiempo impulsar al talento a la persecución de sus objetivos y a la superación de sus propios límites. Sin embargo, hay momentos en los cuales la sobrecarga de tareas laborales a distancia abruma a estos profesionales, llevándolos a una situación de burnout.


Volver a la oficina es una necesidad, que incluye la socialización, la conexión a tiempo definido, la baja del estrés y el recupero de la cultura de la empresa. De acuerdo a los últimos estudios, dos de cada tres trabajadores sufren de burnout al teletrabajar, consolidándose así el #RemoteWorkBurnout. Nada sorprende pues según el estudio Cigna en España los colaboradores aseguran vivir una nueva cultura, la del “always on”, lo que aumentó el estrés en un 9%.




Los espacios de trabajo híbridos, centrados en el talento, consolidan las reclamadas normas de un modelo virtual-presencial: según Andrea Alexanderm Aaron, De Smet y Mihir Mysore (McKinsey Quarterly , 7 de julio de 2020), de no regresar a una normalidad será necesario que las empresas incorporen reglas y estatutos organizacionales que ayuden a crear una cultura común y confianza compartida para el modelo híbrido. En este sentido los espacios que diseña Nicolás Manrique, CEO de Psquared, crean el mix perfecto entre la oficina y el hogar, devolviendo al talento, lo que es del talento.


Disminuir la sensación de aislamiento y aumentar el sentido de pertenencia


El homeoffice aísla al trabajador del resto de sus compañeros. No se genera un clima de trabajo, lo que dificulta el relacionamiento laboral. Esto hace que los trabajadores se sientan desprotegidos y solos. Mientras que la obesidad reduce la esperanza de vida en un 20% y el alcohol en un 30%, la soledad reduce la longevidad en un 70%, de acuerdo a datos de un estudio de la Universidad de California.


Es indispensable recomponer la relación entre los profesionales, volviendo a afirmar lazos entre los trabajadores de una misma empresa, que con el teletrabajo se diluyeron. La no presencialidad, en muchos casos, generó que el profesional se sienta parte de nada y que se pierda la “cultura” de la empresa. Al sentir que no pertenece a una estructura de trabajo, aumenta su angustia laboral y su sensación de desprotección.


Tras el Burnout, la necesidad de un modelo de trabajo claro


Pese a que muchas empresas están de acuerdo en la necesidad de volver a algún tipo de presencialidad, de acuerdo a una encuesta de McKinsey and Company, la mayor parte de las organizaciones no comunicó cuál será la nueva modalidad de trabajo: de 100 empresas, 28 esbozaron brevemente cómo serán los acuerdos laborales en el futuro cercano y 40 directamente no se pronunciaron al respecto. Solamente 32 de 100 organizaciones comunicaron de manera clara cuál será la forma de trabajar.




El talento necesita de una visión clara de los espacios de trabajo de un futuro que es hoy. Necesita de un modelo híbrido, de oficinas diseñadas para hospedar reuniones entre equipos y pocos puestos de trabajo individuales. Espacios de trabajo que cuenten con luz natural, con amplios livings alfombrados en los que poder trabajar, conversar, tener una reunión y un espacio exterior con terraza en el que incluso quepa la pregunta de ¿barbacoa o una barra o quizá ambas? Quién lo hubiese pensado tan solo dos años atrás.


A través de esta combinación de virtualidad-presencialidad, procuramos recomponer los lazos entre profesionales y con su empresa, regenerando su bienestar y otorgando al talento la previsibilidad que necesita de cara a un futuro inminente.